Asia Central y Extremo Oriente

4. ASIA CENTRAL Y EXTREMO ORIENTE

Asia Central es una región del continente asiático que comprende el territorio desde el mar Caspio hasta las fronteras de China y de las de la Federación Rusa hasta Asia del Sur.

Según la ONU, la región está comprendida por las cinco repúblicas ex-Soviéticas: Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán.

El Extremo Oriente o Lejano Oriente correspondería a las zonas ubicadas al este del continente euroasiático.

La macro-región del Extremo Oriente a su vez se divide en tres subregiones: Asia Oriental, Sudeste de Asia  y Extremo Oriente ruso.

Los países que se encuentran dentro de dicha región son entre otros: Myanmar, Brunéi, Camboya, China, Corea del Norte, Corea del Sur, Filipinas, Hong Kong (parte de China), Indonesia, Japón, Laos, Macao (parte de China), Malasia, Mongolia, Rusia (sólo el distrito federal del Lejano Oriente), Singapur, Tailandia, Taiwán, Timor Oriental, Vietnam

4.1– DESTINACIONES DE SOL Y PLAYA

Okinawa es la prefectura situada más al sur de Japón, que consiste en una docena de islas. Se encuentra aproximadamente a unos   1000 km de la vecina Taiwan.

No es un destino usual no por su belleza natural sino porque la distancia respecto de los otros destinos turísticos es mucha. Y en general los turistas se concentran en conocer Tokio, Osaka, Nagasaki, Hiroshima, Kioto, Nara o Hokkaido, al norte.

Okinawa entonces queda relegada para aquellos viajeros con mucho tiempo o que ya han descubierto Japón casi en su totalidad.

El clima de la región de Okinawa es subtropical, con   temperaturas que rondan los 15 grados centígrados en invierno. Los mares que   rodean las islas son considerados de los más bellos del mundo, por sus barreras   de coral, la gran variedad de vida marina y sus paradisíacas   playas. Por tanto, son un destino codiciado por submarinistas y amantes de   la naturaleza. Las islas del norte son también conocidas como Islas Ryukyu, por   su cultura nativa, que es sustancialmente diferente de la del resto de Japón en   todos los ámbitos: Lengua, arte, cocina, etc.

En sus orígenes formó un territorio independiente que tributó a China a lo largo de los siglos, hasta que se doblegaron al control de Satsuma en   la época feudal. Más tarde, en el siglo XIX pasaron al control completo de Japón   (1879), y a pesar de aclimatarse poco a poco a la cultura del país naciente,   sobrevivieron sus costumbres. Hoy en día, estas costumbres diferentes a las   japonesas hacen de la prefectura de Okinawa uno de los destinos más buscados por   los turistas que desean visitar un Japón “diferente”.

Fue aquí donde tuvo lugar una de las batallas más   sangrientas durante la II Guerra Mundial, cuando las tropas americanas   invadieron las islas. Estuvieron bajo la ocupación americana hasta 1972,   conviviendo en las bases aéreas que aquéllos construyeron.

Así pues,  es uno de los destinos favoritos de los turistas por su pasado histórico, sus arrecifes de coral, su mar color esmeralda, sus cielos soleados y su vegetación subtropical.

Alrededor de la isla principal, se encuentran unas islas más pequeñas que están rodeadas por las aguas más cristalinas que existen y por espléndidos arrecifes de corales, ofreciendo a los turistas un entorno submarino ideal para bucear.

Esta prefectura puede dividirse en 3 grandes grupos de   islas:

  • Islas Okinawa: ciudad de Okinawa, Nago y Naha

Es el centro del   denominado reino Ryukyu, siendo la ciudad del   mismo nombre principal destino de los turistas. Muchas de las bases americanas   se encuentran localizadas en esta isla, así como cerca de la vecina Naha. El sur   de la isla es la más densamente poblada, mientras que el norte muestra colina   rodeadas de bosques con pequeñas granjas y pueblos de pescadores. Es difícil   explicar la belleza de esta pequeña isla del país nipón y del mar que baña sus   costas. La zona es frecuentada por amantes del buceo.

Playa de Sesoko, Motobu, Okinawa

  • Islas Miyako: Miyako, Hirara

La Isla Miyako está a unos 300 km al sur de la isla principal de Okinawa y tiene las mejores playas del país. Es una isla casi plana, cubierta por cañas de azúcar y con pocas ciudades. Sus playas están abiertas todo el año aunque la mejor temporada es entre abril y noviembre porque entonces la temperatura del agua suele estar en 25ºC.

Las playas mas populares de la isla Miyako son la Sunayama, Yoshino y la playa Maehama, de siete kilómetros de largo.

Playa de Yonaha Maehama, isla de Miyako, Okinawa

Además, si tienes ganas de resolver algún misterio esta Yonaguni, las misteriosas ruinas bajo el mar japonés.

Ruinas de Yonaguni, isla de Miyako, Okinawa

  • Islas Yaeyama: Inomote, Ishigaki

Este conjunto de islas son el   punto más alejado de Japón (1.950 km desde Tokio) y más cercano a Taiwan (270   km).

Este bello conjunto de islas, se ha ganado su fama por ser el más parecido al Caribe, las islas de Iriomote, Taketomi y Ishigaki, no solo son lugares en los que el paisaje tiene una belleza sin igual, sino que se caracterizan por brindar a sus visitante generosas porciones de sol, mar, arena y sushi.

En realidad estas tres bellas islas, no sólo ofrecen bellas playas, sino que cada uno tiene algo peculiar que las ha convertido en destinos favoritos de los viajeros, es así que, Ishigaki ofrece las mejores playas, mientras que Taketomi es famosa por sus casas tradicionales y Ryukyuan Iriomote, ofrece a sus visitantes, un parque infantil con una selva al aire libre y bellas fuentes termales.

Isla Ishigaki, Okinawa,

4.2- DESTINACIONES DE NATURA Y DE MONTAÑA

  • MT. FUJI Y EL LAGO ASHI, JAPÓN

Uno de los destinos más visitados de Japón es el emblemático Monte Fuji. El monte Fuji es la montaña más alta en Japón, donde se sitúa en 12.388 pies (3.776 metros) de altura.

Monte Fuji, Japón

El Monte Fuji es también conocida por sus laderas del volcán de forma perfecta, como el Monte Mayon en Filipinas. Las laderas del monte Fuji, perfectamente se puede ver en Tokio y Yokohama. Este hermoso lugar en Japón es muy popular en el tour de un día de turismo.

La mayoría de los viajeros de ocio y de negocios que viajan a Tokio, Japón desea ver la visión de la belleza del monte Fuji y sus impresionantes paisajes. Hay un montón de impresionantes vistas panorámicas y hermosos paisajes se puede ver mientras viaja en su día de visita a la popular Monte Fuji.

Turistas y viajeros que se desplazarán hasta el monte Fuji en su gira por día de viaje tendrá la oportunidad de disfrutar de un crucero al Lago Ashi y viajar en el teleférico en el Monte Komagatake.

Monte Fuji, Japón

En este caso, los viajeros de placer y de negocios disfrutarán de las maravillosas vistas de la célebre Parque Nacional de Hakone.

Lago Ashi, Japón

Lo que más visitantes y turistas que ya han visitado el Monte Fuji es cuando llegan a la quinta estación a 7.607 pies (2.305 metros). En la quinta estación, podrás ver el paisaje pintoresco y hermoso de Japón. Los visitantes y los viajeros también experimentar y disfrutar viajando con el famoso tren bala Shinkansen para el super-expreso para el viaje de regreso a Tokio.

Tren Bala Shinkansen ante el Monte Fuji, Japón

Durante   la denominada semana Obon son miles y miles las personas las que comienzan la   escalada en una lenta procesión. La semana Obon conmemora a los antepasados, y   se cree que es entonces cuando sus espíritus vuelven a la tierra para visitar a   sus familiares.

  • EL DESIERTO DEL GOBI

El Desierto de Gobi, con 1.040.000 kilómetros cuadrados de extensión el desierto del Gobi es el más grande del mundo. Se sitúa entre el norte de China y el sur de Mongolia.

Localización del Desierto del Gobi.

El desierto del Gobi es famoso, porque fue el primer lugar donde se  encontraron restos de dinosaurio en el mundo. Históricamente el desierto  estaba habitado por pueblos nomadas, pero actualmente han disminuido.

Gobi. Significa desierto en mongol, y no hay palabra que defina mejor esta enorme extensión de tierra entre el sur de Mongolia, el Tíbet y el resto del gigante asiático, China, por el norte y este.

El desierto de Gobi cubre una gran extensión de la parte que está más hacia el sur de Mongolia, estando en alrededor 2.000 kilómetros de tierra en este lugar del país. Esta parte es muy visitada por turistas tanto locales como extranjeros que quieren ver un poco mejor el estilo de vida y la naturaleza que se puede encontrar en este lugar, que es único en el mundo por sus características.

Los visitantes pueden ver en este desierto más de 250 especies de plantas que crecen en todo este territorio que incluyen varias que tienen un uso medicinal y otras que pueden ser utilizadas como especias en las comidas. También allí se pueden ver varios animales que están en su estado natural como son los caballos y las ovejas salvajes, antílopes, zorros, conejos y camellos salvajes.

En este desierto se encuentran varios tesoros de tiempos remotos, que pueden ser visitados por los turistas, como son los fósiles de dinosaurios que están en Bayanzag o en las Colinas Flameantes, que reciben su nombre porque al atardecer se ven de un intenso color rojizo; así como en Nemegt, en Bugiin Tsav, en Gurillin Tsav o en Altan Uul. En estos lugares se pueden ver esqueletos únicos de estos animales como los conocidos como “Dos dinosaurios peleando”.

Colinas Flameantes, Desierto del Gobi

También en este desierto, al que se puede llegar con una buena organización en una de las agencias de viajes locales, se recomienda ir a las Dunas Cantantes o Khongoriin Els, que tienen más de cien kilómetros de largo y 800 metros de alto y que tienen sonidos particulares con el viento; así como a la Gruta de de los Buitres, que a pesar de su nombre, tiene varias especies de aves viviendo allí.

Dunas Cantantes o Khongoriin Els, Desierto del Gobi

4.3-DESTINACIONES URBANAS

JAPÓN

Japón se extiende desde Sajalín a Taiwán y se compone de cuatro islas principales y más de 3.000 islotes. Las zonas montañosas ocupan tres cuartas partes del territorio, las islas están atravesadas por distintas cadenas volcánicas y algunos volcanes están aún activos. Japón es un país de contrastes extremos que se ha logrado adaptarse al mundo occidental y a su expansión económica, respetando a la vez su pasado y su cultura oriental.

  • KYOTO

Kyoto fue la capital de Japón durante más de mil años y a lo largo de estos siglos, fue cuna de gran parte de lo más elaborado que produjo el país en el ámbito de las artes, la cultura, la religión o las ideas. El Shinkansen conecta Tokyo con Kyoto en 2 horas y 40 minutos. La ciudad se encuentra a 1 hora y 15 minutos del Aeropuerto Internacional de Kansai, cerca de Osaka.

En el centro de Kyoto, descubrirá el Palacio Imperial, cuya arquitectura es conocida por haber alcanzado la quinta esencia de la simplicidad. Cerca del palacio se encuentra el Castillo Nijo, con la arquitectura más suntuosa, que fue la residencia del shogun Tokugawa Ieyasu durante sus escasas visitas a la ciudad.

Gion Corner, cerca de Shijo-Kawaramachi, es el lugar ideal para descubrir el teatro y las artes tradicionales. Los restaurantes de estilo antiguo, decorados con un gusto exquisito, contribuyen al ambiente refinado que emana el barrio. En el área de Higashiyama, el Templo Sanjusangendo se distingue por las 1.001 estatuas de madera dorada de Kannon, la diosa de la misericordia. El Templo Kiyomizu es famoso por su espectacular construcción sobre pilotes de madera, dominando un precioso valle y ofreciendo magníficas vistas sobre la ciudad. El Templo Ginkakuji, el Pabellón de Plata, debe su fama a su preciosa arquitectura y a sus jardines paisajísticos minimalistas.

La Villa Imperial Katsura, en los barrios oeste de Kyoto, es considerada una de las joyas más bonitas de la arquitectura y de los jardines paisajísticos tradicionales japoneses. La Villa Imperial Shugakuinfue construida en el siglo XVII por el shogunato Tokugawa para servir como lugar de retiro del Emperador Go-Mizuno. Para visitar ambos lugares hay que obtener una autorización de la Agencia de la Casa Imperial.

Arashiyama, a 20 minutos en tren del centro de Kyoto, cuenta con un gran número de templos y de tenderetes. Podrá disfrutar de la visita tanto a pie como en bicicleta y dar un precioso paseo los días de buen tiempo. Al oeste de Kyoto es donde se encuentra el paraíso de los turistas: los Templos Kinkakuji y Ryoanji. El reluciente Kinkakuji, llamado el Pabellón de Oro, ofrece un notable contraste con el jardín Ryoanji, cuyo jardín de piedras, formado por rocas y arena blanca, encarna la más pura simplicidad.

  • TOKYO

El área metropolitana de Tokyo y sus prefecturas adyacentes acoge a un cuarto de la población japonesa, 12 millones de almas que viven dentro de los límites de la ciudad.

El Palacio Imperial, antaño el Castillo Edo, aún se encuentra resguardado por profundos fosos excavados. Magníficas puertas y antiguas torres de vigilancia salpican las murallas a intervalos regulares. El Nijubashi, un elegante puente de doble arco, conduce a la entrada principal, abierta al público en ocasiones. El Jardín Este (Higashi Gyoen) está donde anteriormente se situaba el torreón original. Las flores y la floración embellecen el jardín en todas las estaciones, por lo que cada una de ellas supone una ocasión ideal para relajarse. El Marunouchi Building, un hito histórico más conocido por el apodo de “Maru-Biru”, domina la salida de la estación Tokyo al distrito Marunouchi. Construido en 1923, el edificio reabrió sus puertas en septiembre de 2002, y ofrece, repartido por 36 plantas, un complejo de restaurantes, tiendas y oficinas.

En un paseo de diez minutos se puede llegar a Ginza, famosa en todo el mundo por sus elegantes tiendas y el brillo multicolor del neón de sus rótulos. El Teatro Kabuki-za está a pocos pasos de distancia. Al alejarse del bullicio de Ginza y Yurakucho, tuerza hacia el espacioso distrito Ueno, donde le espera el parque Ueno, el más extenso de la capital. Desde el comienzo de abril, el jardín se convierte en un paraíso de cerezos en flor, en los que el verde se inunda de un delicado rosa y atrae a una multitud de caminantes y excursionistas. El parque, salpicado de numerosos y variados museos, constituye un amplio centro de arte y cultura.
Si desea hacer una escapada al pasado de Tokyo, nada mejor que el distrito Asakusa. Las múltiples calles que se abren y cierran están flanqueadas por antiguas casas y puestos que venden artículos tradicionales, como kimonos con peineta fabricados a mano. El Templo Kannon de Asakusa, cuyo acceso está repleta de pasajes comerciales, es un lugar ideal para hacer acopio de recuerdos. Shinjuku, en la parte oeste y de moda de la ciudad, reúne bares y discotecas, populares y ruidosos, junto con grandes almacenes y tiendas para hacer unas compras refinadas y sofisticadas. En este ajetreado barrio, el Parque nacional Shinjuku Gyoen le parecerá un remanso de paz. En el distrito de Hatsudai, muy próximo, el complejo de Tokyo Opera City acoge entre sus paredes una gran ópera.
Shibuya, cerca del apacible Santuario Meiji y de Harajuku y Aoyama, los distritos de moda, es el lugar con el que sueñan aquellos que buscan compras y entretenimiento. Shibuya, muy concurrido, especialmente por la juventud a la última de la capital, es el centro donde tienen lugar todas las innovaciones de Tokyo y a partir del cual se extiende de forma continua la “cultura juvenil”. También aquí se ha instalado la vanguardia de la moda y el arte internacional, para convertirlo en su escaparate. Sentarse en un café al aire libre y disfrutar de una bebida mientras se observa el insólito desfile de transeúntes es un placer al que le será difícil resistirse. Odaiba, construido sobre terrenos ganados al mar en el Puerto de Tokyo, es uno de los puntos neurálgicos de la capital. Un centro comercial siempre vibrante y el parque de atracciones Joypolis atraen a una multitud de visitantes, algunos de los cuales acuden también para subirse a la noria. La más alta del mundo, es el emblema de este lugar y es especialmente popular entre las parejas jóvenes. Mientras uno se refugia en sus góndolas cerradas, que las hay, cae la noche y nos regala una mágica vista de la metrópolis iluminada.
CHINA
Comarca mítica en el imaginario de los occidentales, China maravilla incluso a los viajeros más exigentes. Este país te hará olvidar tu día a día y tendrás que volver varias veces antes de poder decir que lo conoces bien. En Pekín, la capital, la misteriosa Ciudad prohibida o la famosa plaza Tian An Men son sitios ineludibles que te emocionarán.  Una excursión a la gran muralla (no está lejos de Pekín) es otro atractivo que no te podrás perder  así  como la visita de los 7000 soldados y caballos de arcilla de Xi’an. De la megalópolis Shanghái a las minoridades étnicas del Yunnan, China del Sur ofrece mil caras. Vía real de comercio entre oriente y occidente, la mítica ruta de la seda atraviesa todo el norte del país. Sitios budistas sublimes, ciudad en ruinas, oasis, desiertos y montaña componen sus paisajes.  Tíbet, el techo del planeta es otra opción muy aconsejable a los amantes del senderismo que quieran andar por las pendientes del Himalaya.

Mapa de China

  • SHANGHAI

Shangai es la mayor ciudad de China. Situada en el delta del Yantzé, y dividida en dos partes por el río Huangpu, es la capital económica de China, con más de 4.000 rascacielos, una superficie de 6340 Km.2 y población de 13 millones de habitantes.

Denominada La prostituta del Este, El París de la China o La perla de Oriente, Shangai simboliza el abuso de Occidente sobre Oriente. La mayoría de los lugares de interés se encuentran en Puxi. Cabe destacar el Bund, el Museo de Shangai, el Templo del Buda de Jade, el Jardín Yuyuan y el Templo Jing’an.

El Bund es la zona del malecón, a orillas del Huangpu, ocupada por los edificios más emblemáticos de la etapa colonial europea. A finales del siglo XIX y principios del XX, el Bund fue un importante centro financiero asiático, donde se asentaban los bancos internacionales, un total de 52 edificios de estilo neoclásico. Cabe destacar el Banco de Desarrollo de Pudong, el Hotel Peace, la Aduana de Shangai y el Banco de China.

El Museo de Shangai se encuentra en la Plaza del Pueblo, en el Distrito de Hangpu, y contiene colecciones con más de 120.000 piezas de arte chino antiguo. Se trata de un edificio de base cuadrada y forma circular con un área de 39.200 Km2 y una altura de cinco pisos que simboliza la antigua percepción del mundo: el cielo redondo sobre la tierra cuadrada. Las colecciones están divididas en diez categorías: bronce, escultura, cerámica, jade, pintura, caligrafía, sellos, monedas, muebles Ming y Qing y arte de las minorías chinas.

El Templo del Buda de Jade fue construido en 1882 y contiene dos famosas estatuas de Buda en jade. El Gan Salón de la Magnificencia contiene tres estatuas de Buda en diferentes actitudes: Amitabha, Siddharta Gautama y el Buda de la Medicina. También hay representaciones de los veinte Hartas o guardianes budistas. En este salón se rezan oraciones y se celebran diversas ceremonias. La Cámara del Buda de Jade contiene una imagen de Buda sedente que pesa 3 toneladas y mide 1,95 metros. Una sala contigua contiene una imagen de Buda reclinado que representa su muerte. Asimismo, en el templo hay una imagen de Buda reclinado donada por Singapur.

Shanghai World Financial Center. Es ahora el rascacielos más alto de China y tercero en el mundo, el Centro Financiero Internacional de Shanghái , conocido por sus siglas WFC, posee 101 pisos, con 492 m de altura , está ubicado en todo el centro del distrito de negocios de la ciudad. Conocido como el “abrechapas” debido a su diseño espectacular , donde el elemento más característico del Shanghai World Financial Center es la abertura en la punta superior.

World Financal Center (492m) y la Torre Jin Mao (420m) – Shanghai

El Jardín Yuyuan está situado al norte de Shangai, cerca de la antigua muralla. Creado en el siglo XVI bajo la dinastía Ming a imagen de los jardines imperiales. Declarado Monumento Nacional en 1982, el jardín ocupa dos hectáreas que albergan los elementos clásicos de los jardines chinos, combinando pabellones, estanques y una variada vegetación.

Jardín de Yuyuan – Shanghai

El Templo Jing’an, cuyo nombre significa Paz y tranquilidad, tiene sus orígenes en el siglo III d. C., durante el Reino Wu. Fue trasladado en el siglo XIII y reconstruido durante la dinastía Qing. En su interior se puede ver la mayor estatua de un Buda sedente del país, de 3,8 metros de alto. También hay una campana de cobre de la dinastía Ming, que pesa 5 toneladas y mide 6,2 m. de alto y 2,2 de diámetro. El templo contrasta con su entorno de modernos rascacielos.

Templo Jing’an – Shanghai

  • BEIJING
Pekin, también llamada Beijing, posee una increíble riqueza arquitectónica: desde los palacios imperiales hasta los siheyuans, estas casas tradicionales con sus patios cuadrados amojonan las callecitas de la ciudad. Tianjin se impone como una etapa ineludible durante tu estadía: sus mercados de antigüedades y su arquitectura marcada por las concesiones europeas constituyen los principales atractivos. Qingdao, apodada la isla verde les quedara bien a los visitantes deseosos de entrecortar su estadía con una pequeña etapa en un balneario. Resumiendo, las urbes alrededor de Pekin poseen todas una huella autentica, garantía de un despiste total.

Pekín es la capital de la República Popular China y compone el corazón cultural, político y social del país. Se trata de una ciudad vibrante y caótica en constante evolución que se desarrolla a pasos de gigante mientras lucha por mantener su carácter tradicional.

Es una ciudad de contrastes en la que los modernos rascacielos se alzan majestuosos junto a las pequeñas casas tradicionales ubicadas en los antiguos hutongs de la ciudad.

El lejano oriente es un lugar mágico y peculiar en el que cada detalle cotidiano resulta curioso para los visitantes. Pekín es una ciudad envuelta en mitos y leyendas que deja atrás un pasado marcado por emperadores de descendencia divina y lujosos palacios de cuento.

Durante la visita a Pekín podréis adentraros en la Ciudad Prohibida, la fortaleza desde la que gobernaron los emperadores durante más de 500 años, y en otros lugares históricos como el Palacio de Verano y el Templo del Cielo.

Ciudad prohibida – Pekín

Haz click aquí para ver vídeo sobre la Ciudad Prohibida de Pekín (english).

Pekín es además el punto de partida ideal para conocer una de las Siete Maravillas del Mundo, la Gran Muralla China.

La Gran Muralla China – Beijing

Breve vídeo sobre la Gran Muralla China.

El comunismo es un movimiento que sigue muy presente en Pekín y muchos ciudadanos recuerdan con pena la época del presidente Mao, al que rinden homenaje en su mausoleo ubicado en Tian’anmen, la plaza más grande del mundo.

Aunque Pekín es una de las ciudades más pobladas del mundo, muchos de sus ciudadanos aún habitan en pequeñas casas ubicadas en los tradicionales hutongs, que resultan todo un espectáculo para sus visitantes.

Siendo realistas, Pekín no es sólo farolillos rojos, pequeños templos, casas tradicionales y algunos rascacielos. La capital cuenta con una cara y una cruz, manifestada por algunos ciudadanos que tienen por costumbre escupir, gritar, empujar y colarse. En cualquier caso, estos detalles también definen el turismo en Pekín.

Las atracciones Top10 de Pekín (ver vídeo).

  • XI’AN

Xi’an  se encuentra en China central y es la capital de la provincia de Shaanxi, era conocido anteriormente como Chang’an. Xi’an es limitada por la cordillera de Qinling, en el sur y el río Weihe, en el norte. Fue una de las siete antiguas capitales de China aproximadamente hace 1.000 años.

Más de 4.000 lugares históricos y tumbas han sido excavadas y aproximadamente 120 mil reliquias históricas siguen siendo desenterrados.

Las principales atracciones turísticas incluyen el Bosque de Estelas, Pequeña Pagoda del Ganso Salvaje, Guerreros de Terracota y los Caballos, el Templo Famen, Museo Banpo, Gran Mezquita, el Mausoleo de Maoling y Mausoleo Qianling.

Los Guerreros de Terracota – Xi’an

En 1900, como parte  de la reactivación económica del interior de China, en general, para las regiones noroeste y central, Xi’an ha resurgido como un importante centro cultural, educativo e industrial de la región centro-noroeste, con instalaciones para el desarrollo y la investigación, la seguridad nacional y el programa de exploración espacial de China.

Sobre el origen del nombre, uno de los carácteres chinos es el nombre de “Xi”  que significa paz occidental. Sin embargo, la pronunciación Xi’anese de Xi’an es casi lo mismo que la pronunciación en mandarín estándar Hanyu Pinyin.

El nombre de Xi’an se derivan de la época de la dinastía Ming, cuando fue nombrado “Changan”. También dio lugar a varios nombres como: Fenghao, Xianyang, Fengyuan, Anxi, Jingzhao y Xijing.

Xi’an mantuvo el nombre hasta aproximadamente 1928, hasta que fue nombrado nuevo Xijing en 1930. Fue una vez más volvió a su nombre de la era Ming de Xi’an en el año 1943.

Allí es atrayente la provincia de Shaanxi, también conocido como Qin o Shaan es una de las cunas de la civilización de China. La montaña Beishany la cordillera de Qinling separan la provincia en tres zonas naturales: la meseta de Loess en el norte de Shaanxi, Guangzhong normal, y el Hillyland Qinba.

  • MACAO
La ciudad de Macao, a menos de una hora de distancia en ferry de alta velocidad, es una excursión muy popular desde Hong Kong, con una excelente gastronomía, el encanto de lo pintoresco y una oferta de juegos de azar con varios casinos que ya supera a Las Vegas. El antiguo enclave portugués, que consiste en un promontorio peninsular y dos islas costeras, recuperó la soberanía china en diciembre de 1999, después de 400 años de administración colonial. Como Hong Kong, Macao es una ciudad con gran diversidad donde las culturas oriental y occidental conviven en perfecta armonía. Además de las influencias chinas y portuguesas, en las partes más antiguas de la ciudad se pueden encontrar también influencias holandesas, árabes, españolas y británicas. El centro histórico de Macao, donde se encuentra la construcción arquitectónica occidental más antigua que existe en territorio chino, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2005.

Centro histórico de Macao

Lugares que visitar:

Largo del Senado: Esta calle marca el centro histórico y define la herencia de Portugal en Macao. En ella encontraréis edificios históricos como el de Correos o la Santa Casa de la Misericordia. Esta zona recuerda a ciudades como Lisboa.

Ruinas de San Pablo: Subiendo por la Rua de San Pablo llegaréis a las ruinas de lo que era esta catedral. Actualmente sólo queda la fachada.

Fortaleza del Monte: Muy cerca de las ruinas anteriores se encuentra esta fortaleza que históricamente se encargó de la defensa de la ciudad. En ella se encuentra el Museo de Macao. Desde lo alto de la fortaleza se obtienen buenas vistas de toda la ciudad.

Fisherman’s Wharf: Se podría definir como un centro de ocio temático donde podéis encontrar, además de tiendas y restaurantes, atracciones y diversión para todas las edades.

Torre de Macao: Con 338 metros y un aspecto similar a la Torre Stratosphere de Las Vegas, la Torre de Macao es el mejor punto para contemplar toda la ciudad. Los más atrevidos podrán realizar en esta torre una serie de actividades extremas, donde destaca hacer puenting desde su punto más alto.

Los casinos y el juego

Si por algo es conocida Macao es por ser “Las Vegas de China“. Macao es el único lugar del país donde el juego está legalizado y su economía depende de éste en un 70%.

Los casinos son obras faraónicas y desde 2006 la recaudación de éstos supera a la obtenida por los de la ciudad de Nevada. La explicación es clara: hay más de 3.000 millones de personas que viven a menos de cinco horas de vuelo, mientras que en Las Vegas a esa distancia sólo viven 400 millones.

Si visitáis Macao no podéis perderos los casinos Sands y Venetian.

The Venetian Macao – El Gran Casino

  • HONG KONG

Hong Kong es actualmente la ciudad más influyente del sudeste asiático. Sus más de 7 millones de habitantes en tan sólo 1.000 kilómetros cuadrados dan lugar a una de las regiones más densamente pobladas del planeta.

Hong Kong es una ciudad donde los contrastes son dignos de admirar: Riqueza y pobreza, luz y penumbra y oriental y occidental son algunas de las clasificaciones que podrán hacer los visitantes. Sin duda los 150 años de influencia colonial y los 5.000 de tradición china han hecho que Hong Kong sea un lugar con personalidad propia.

El turismo en Hong Kong es muy elevado, ya que la ciudad de Hong Kong tiene muchas cosas que mostrar al turista que busca descubrir esta antigua colonia británica;

El Victoria Peaks, que es la atracción turística más importante de la ciudad, ya que es desde aquí donde podremos disfrutar de las mejores vistas a la ciudad y al puerto. A Victoria Peak se llega a través de un turístico funicular ascendente.

Victoria Peak – Hong Kong

Y, en “The Peak”, nos encontramos con una gran oferta de tiendas y restaurantes. También, tenemos que visitar al hacer turismo en Hong Kong el “Peak Tower” y “Peak Galerie”, donde llama la atención la realidad virtual de alta tecnología, la sede Explorer y la colección de rarezas de Ripley. También, nos encontramos con un museo de cera de la mítica cadena de Madame Tussaud. Y, para los más pequeños, tenemos el parque de atracciones Disneyland, con sus 4 zonas: Main Street USA, Fantasyland, Tomorrowland y Adventureland. Dentro del parque nos encontramos con dos hoteles. Y, si hacermos turismo en Hong Kong, no hemos visitado Hong Kong si no visitamos el Buda gigante de la ciudad, con sus 34 metros de altura.

Buda gigante – Hong Kong

 Los visitantes, si quiere llegar hasta donde está el Buda, deben subir un total de 268 escaleras. También, tenemos el Ocean Park, que es uno de los parques más importantes del continente americano, desde que abrió sus puertas hace 3 años. Se combina educación, conservación y entretenimiento, en un total de 80 hectáreas.

Para los amantes de la cultura budista, debemos aconsejar la visita al Ngong Ping 360, donde descubriremos una villa temática, donde nos enseñarán la vida de Siddharta  Gautama, el hombre que se convirtió en buda; en el teatro de la cola de mono, podremos disfrutar de una obra de teatro tradicional y, también, podremos visitar la casa de Té de Ngong Ping. Por supuesto, el turismo en Hong Kong ofrece distintos mercadillos, donde podremos comprar nuestros recuerdos, como el Stanley Market, muy recomendable, ya que podremos comprar ilustraciones chinas, coleccionables en seda o recuerdos. Y, el jardín de pájaros Yuen Po Street, con sus pájaros cantores.

Jardín de pájaros Yuen Po Street – Hong Kong

4.4- LA RUTA DE LA SEDA

La Ruta de la Seda tiene una longitud de más de 12,000 kilómetros repartidos en 24 países distintos. Consiste en un itinerario que históricamente unió dos imperios, el romano y el chino.  Recorrido fundamental para el comercio siglos atrás, esta travesía es mundialmente conocida por su actual carácter turístico, ya que ofrece a los visitantes servicios y actividades de diversa índole.

Mapa de la Ruta de la Seda

Un recorrido maravilloso

El origen de la Ruta de la Seda reside en una serie de caminos agrupados en torno a dos rutas principales, la de las Estepas y la de las Montañas siendo el kilómetro 0 la ciudad de Xian. Su recorrido se realizaba en aras del comercio, aunque no sólo eso, ya que también era el vehículo más importante para la transmisión de ideas entre Oriente y Occidente.

Se dice que la seda se inventó en China, y su valor aumentaba según se alejaba de las fronteras del país. La seda era muy apreciada por todos los países, sobretodo por los romanos, no sólo por lo que significaba en sí misma, sino porque emplearla en la vestimenta, por ejemplo, se asociaba con riqueza y bienestar. Además era usual que a través de este material se concluyeran acuerdos políticos.

La moneda de la Ruta de la Seda para el intercambio comercial fue acuñada por las civilizaciones que formaban este camino en oro, plata y bronce y su valor histórico y cultural es incalculable.

La Ruta cuenta con diversos ramales que permiten el cruce entre diversas ciudades como Bagdad o Damasco así como multitud de accidentes geográficos como los desiertos del Gobi, situados entre el norte de China y el sur de Mongolia y considerado como uno de los desiertos más grandes e importantes a nivel mundial.

Comercio, cultura y guerra

Esta travesía proporciona un doble experiencia. Por un lado, presenta unos escenarios dignos de visitar por su carácter aventurero, pero por otro lado, es todo un viaje empapado en cultura.

Como se decía anteriormente, por la Ruta no sólo han circulado mercaderes, sino también soldados y filósofos, transmitiendo de un extremo al otro, las ideas de cada región. Personalidades relevantes en la historia del mundo como Zhang Qian, Marco Polo o  Alejandro Magno recorrieron la Ruta conquistando territorios.

Las guerras que se desarrollaban en el corredor Hexi, cercano al desierto del Gobi, tenían como objetivo para sus combatientes el control de la Ruta de la Seda.

Sin lugar a dudas, es un destino que todo el mundo debe visitar al menos una vez en su vida

Hoy día “La Ruta de la Seda” es una de las rutas y excursiones que más turistas reúne en la época de primavera, que es cuando el clima y las condiciones del desierto permiten disfrutar de sus paisajes y poblados sin comprometer la salud e integridad del turista.

¿Por qué viajar a la Ruta de la Seda?
Sus destinos exóticos cautivan a aquellos viajeros que se atreven a descubrir el corazón de Asia. Desde Xian hasta Estambul, principio y fin del recorrido de la Ruta de la Seda, cada ciudad que visites te hará conocer el fascinante mundo de Oriente.

La belleza de sus paisajes te pondrá ante vistas inolvidables, como la región de Capadocia (Turquía), los alrededores de Bam (Irán), el cráter de Darvaza (Turkmenistán), las llanuras uzbecas y las dunas de Dunhuang (China).

Los orígenes de la humanidad se encuentran en este antiguo corredor de 9000 km., que fue la Ruta de la Seda. Los grandes imperios de la historia, así como las religiones más antiguas, dejaron testimonio de su paso en varias ciudades de la Ruta, que hoy puedes visitar.

Los tesoros históricos abundan en la Ruta de la Seda. Desde la Gran Muralla China en Jiayuguan hasta la ciudadela de Ark en Bukhara, descubrirás maravillas arquitectónicas construidas hace siglos o milenios, sin olvidar los hallazgos arqueológicos más recientes.

Para comprender otras culturas sólo tienes que acercarte a ellas y vivirlas desde adentro. La Ruta de la Seda te permitirá conocer las costumbres de los habitantes de Turquía, Irán, Irak, Uzbekistán, Turkmenistán y China.

Para finalizar, y a modo resumen, un breve vídeo sobre la Ruta de la Seda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s